martes, mayo 15, 2007

Signos de que estamos entrando en la mediana edad...

VIDA SENTIMENTAL

-Tus amigos se casan sin estar apurados
-Cuando te empiezan a invitar a los primeros bautizos
-Cuando, siendo hombre, por fin eres capaz de decirle que no a una mujer, y sin remordimientos.
-Cuando, siendo mujer, por fin eres capaz de decirle que si a un hombre, y sin remordimientos.


DE LAS ACTIVIDADES FISICAS

-Cuando, siendo mujer, para hacer deporte comprás ropa que tape en vez que muestre.
-Cuando hacés deporte y orgulloso le cuentas a todo el mundo que hiciste deporte.
-Cuando te das cuenta de que, aunque quisieras, ya no podrías ser rockero ni futbolista.


DE LOS AMIGOTES Y LAS COSTUMBRES

-Cuando vuelves a llevar regalo a los cumpleaños (igual que cuando eras chico).
-Cuando cada vez que te juntás con tus amigos, lo único que hacen es hablar de Meteoro, Mr. Magoo, Bonanza, El coche fantastico, Dragon ball, Oliver y Benji, etc...
-Cuando el valor del dólar puede llegar a ser una noticia.
-Cuando la virginidad hace tiempo que ya no es tema de conversación.
-Cuando no puedes vivir sin tu agenda.
-Cuando comenzás a pensar, para tu asombro, que el sexo está
sobrevalorado.


DE LA RELACION CON LOS NIÑOS

-Cuando los niños con los que hace poco tenías cierta complicidad, ahora te dicen "Señor", te tratan de Usted o peor aun, te dicen "tio".
-Cuando estás esperando un bebé y está "bien" y nadie te va retar.
-Cuando tus sobrinos saben mas que tu de informatica.
-Cuando tus primos pequeños te piden cigarrillos.


ASPECTOS VARIOS

-Cuando ya sabés lo que quieres
-Cuando tu mismo cuelgas la toalla después de ducharte
-Cuando vas a la playa y puedes pasarte todo el día sin bañarte en el mar
-Cuando eres mujer y ya no quieres ponerte los calcetines que tienen estampado al ratón Mickey
-Cuando necesitás mucho mas tiempo que una mañana para recuperarte de una noche
-Cuando un dolor de pecho ya no es evaluado como un simple resfriado sino como un posible infarto.
-Cuando tienes canas en la barba
-Cuando en los ascensores o en los supermercados ya suenan, en versiones orquestadas, canciones que bailabas en las fiestas de 15.

1 comentario:

Clares dijo...

Bueno, hijo, tú aún no tienes edad de que te pasen esas cosas, pero no está mal que te vayas concienciando de tales cambios. Una persona cercana a mí empezó a preocuparse cuando un niño le dijo en el Malecón: "¿Puede decirme la hora, señor?" Sólo tenía entonces treinta años, pero desde entonces parece que no ha levantado cabeza. De todos modos, la edad no es ni buena ni mala, es lo que nos pasa a todas las personas, diferentes etapas, diferentes pensamientos, diferentes actividades, pero siempre el mismo carácter. Que no decaiga.